miércoles, 4 de agosto de 2010

Arcos del Sitio

El acueducto de Tepotzotlán, conocido comúnmente como "Los arcos de Xalpa" o "arcos de sitio", es una monumental obra levantada en la época colonial a principios del siglo XVIII, por la comunidad jesuíta que se ubicaba en el cercano colegio de San Francisco Xavier (Hoy Museo Nacional del Virreinato).

Durante su trayecto, atraviesa una cañada, en donde alcanza una profundidad de 62 metros de altura y levantan la obra cuatro niveles de arcos. La longitud total de esta obra es de 430 metros.

La obra estuvo a cargo, en un principio, de la Compañía de Jesús del Colegio de Tepotzotlán, luego de que en 1706 el trigésimo cuarto virrey de la Nueva España, Francisco Fernández de la Cueva Enríquez, duque de Alburquerque, autorizara el uso del agua del río El Oro para beneficio de la Hacienda de Xalpa, a cambio de 300 pesos de oro.

Este majestuoso acueducto fue proyectado por Pedro Beristain, administrador de la hacienda. Durante 61 años se trabajó en 41 mil 900 metros de zanja y 43 arcos que tuvieron un costo de 60 mil pesos de aquella época, sin embargo, con la expulsión de los Jesuitas en 1767, quedaron inconclusos los trabajos.En 1852 el conde de Regla y marqués de San Cristóbal, ManuelRomero de Terreros, entonces dueño de la hacienda de Xalpa, decide terminarla obra.

Después de dos años de intenso trabajo se concluyeron los 56 arcos, que actualmente se pueden apreciar, con 61 metros de altura y una longitud de 483 metros, desde la barranca hasta el Cerro Jorobado.

El 18 de febrero de 2004, con el propósito de conservar Los Arcos del Sitio y el hábitat de diversas especies de flora y fauna se inauguró el centro ecoturístico del mismo nombre.

¿Cómo llegar?

El transporte público no da servicio a este lugar sin embargo es posible llegar si se tiene un espíritu aventurero. Ahora me explico:

1) Gratis: Caminar 5-7 horas por la sierra. Es una caminata muy estimulante. Recorres zonas semiáridas para pasar por lugares donde predomina el bosque de encino. Muy recomendable. Aqui piensen en comenzar lo más temprano posible(5-7 de la mañana)

2) Económica. Del centro de Tepotzotlán salen camiones a un poblado que se llama San José Piedra Gorda. Este camión no llega hasta los arcos del sitio sino que unos 2 kilometros antes de ellos se desvia para entrar a un camino de terracería que lo conduce a su destino. Tú solo le tienes que decir al chofer que te deje en la desviación para los arcos y el te dirá donde bajar. No serás el único ya que varios trabajadores de los arcos toman este camión. El camión se toma frente de los bancos HSBC o Santander en el centro de Tepotzotlán. El inconveniente es que solo pasan 3 camiones al dia. El primero entre las 7:45 y las 8:00 hrs., el segundo a las11:30 y el tercero a las 4:45 hrs. y son los mismos en los que hay que regresar. Su servicio es seguro incluso en domingos ya que llevan y traen a los habitantes de esas zonas que van a laborar a las fabricas de las zonas industriales de los alrededores. Estando en los arcos del sitio podrás comer todo tipo de garnachas y un curado de pulque además de tomar fotos que en determinadas épocas del año y por el paisaje son de primera. Se puede montar y hay una tirolesa de 4 etapas; hay un puente colgante de miedo y si gustas puedes adentrarte en el monte pero bajo tu propio riesgo.

3) No tan económico. Llegas al centro de Tepotzotlán y le dices a un taxista que te lleve y aquí se aplica la máxima de los abuelitos, es decir, "dependiendo el sapo es la pedrada" pero ronda entre 100 y 200 pesos, viaje sencillo. El regreso es otro cantar porque no hay un sitio de taxis por alla así que si te pones de acuerdo con el taxista quizá acceda a regresar por ustedes a una hora determinada pero ¡aguas! tomen esto con sus respectivas reservas. Si por alguna razón sienten que ya no fue por ustedes entonces caminen dos kilómetros hasta encontrar la desviación a San José Piedra Gorda de donde vendrá un camión como a eso de las 6 de la tarde. Después de esta hora solo queda caminar y esperar a que un buen samaritano los acerque a la cabecera del municipio.

4) En coche propio o rentado. Pues esta es otra forma de llegar y regresar y cuando se trata de ir familia es la mejor opción.

Bueno, espero no haber sido irreverente en la explicación y que haya sido útil y de su agrado. Cuando se trata de ir con los cuates consideren las opciones 1 y 2 que son más fáciles de lo que parecen pero si hay niños y gente grande no hay de otra que la opción 4.

No se olviden de comentar.